CADUCIDAD DEL IVA A COMPENSAR

CADUCIDAD DEL IVA A COMPENSAR

Su empresa lleva varios años arrastrando un IVA pendiente de compensar, pero prefiere no pedir la devolución para no ser objeto de comprobación. En estos casos, recuerde que el plazo de compensación caduca en cuatro años…

Cuatro años para compensar

IVA a compensar. Su empresa realizó una fuerte inversión en inmovilizado hace unos años, soportando una importante cantidad de IVA. Apunte. A pesar de que en dicho ejercicio podría haber solicitado la devolución de la cantidad pendiente de compensar a final de año, prefirió mantener ese derecho a la compensación en los años siguientes (para evitar una comprobación de Hacienda, ya que éstas son habituales tras una solicitud de devolución).

Caducidad. El problema es que, tras varios años, todavía mantiene un saldo pendiente de compensar, y ahora un conocido le ha dicho que el plazo para compensar el IVA caduca a los cuatro años. ¡Atención! ¿Qué ocurrirá si deja transcurrir dicho plazo? ¿Perderá el derecho de recuperar el IVA?

Compruebe la caducidad

Método FIFO. Su conocido está en lo cierto: el derecho a compensar el IVA caduca a los cuatro años desde la declaración en la que se origina el importe a compensar. Apunte. Pero no se alarme: piense que cuando el resultado previo de una declaración es positivo, es lógico que primero se compensen los saldos de IVA más antiguos. Por tanto, puede darse el caso de que una empresa lleve más de cuatro años arrastrando saldos de IVA a compensar y cuyo plazo de compensación todavía no haya caducado.

Ejemplo. En la declaración del primer trimestre de 2016, su empresa tiene un IVA a compensar de 30.000 euros. De hecho, arrastra IVA a compensar desde el tercer trimestre de 2014, según la siguiente sucesión de declaraciones:

Trimestre Resultado IVA compensado Pendiente compensar
3T 2014 -100.000 100.000
4T 2014 20.000 20.000 80.000
1T 2015 45.000 45.000 35.000
2T 2015 -40.000 75.000
3T 2015 15.000 15.000 60.000
4T 2015 20.000 20.000 40.000
1T 2016 10.000 10.000 30.000

Antigüedad real. Como su empresa generó un IVA a compensar inicial de 100.000 euros y desde entonces dicho saldo se ha reducido pero sin llegar a desaparecer, alguien podría considerar que la antigüedad del saldo actual a compensar es del tercer trimestre de 2014. ¡Atención! No obstante, analizando los datos puede comprobarse que:

  • Los 100.000 euros de saldo inicial fueron compensados por su totalidad en el cuarto trimestre de 2015, cuando el saldo total de las declaraciones de IVA positivas alcanzó dicha cifra.
  • Por tanto, la realidad es que los 30.000 euros pendientes de compensar se generaron en el segundo trimestre de 2015. Así pues, todavía dispone hasta el segundo trimestre de 2019 para compensar dicho saldo.

Y si ha caducado, devolución

Devolución. Si a pesar de lo indicado algún IVA a compensar le caduca, tampoco se alarme. Apunte.Todavía podrá solicitar su devolución (siempre que no hayan pasado cuatro años desde dicha caducidad). Para ello, deberá dejar de declarar dicho IVA como pendiente de compensación e instar su devolución por escrito (al tratarse de una devolución “especial”, debe hacerlo de esta forma; Hacienda exige que se haga de esta forma, y no en la última autoliquidación anual de IVA).

Compruebe la antigüedad real del IVA pendiente de compensar; es posible que sea más reciente de lo que piensa. Y si le caduca el derecho a la compensación, todavía dispondrá de cuatro años para instar su devolución.
/ Noticias

Share the Post

About the Author

Comments

Comments are closed.